El río Madalena en Villalba se muere

Fotografía de truchas muertas por el vertido de una depuradora flotando en el ríoEl río Madalena en Villalba se muere, rodeado de hermosos paseos (maquillajes), convertido en cloaca, asombrado de árboles secos caídos en el cauce, y asombrado de asombro de tristeza intenta enterrar a sus muertos en un lecho lleno de plantas invasoras.

Y por si fuese poco, atosigado por una depuradora, dicho se de paso, construida en la época del rey que rabió. Las imágenes que se muestran en el papel hablan por si solas. Un río llamado Madalena, madre de muchas truchas, y vecina de una depuradora en la localidad de Villalba, donde paradójicamente se pescaba sin muerte, es agredido por su inseparable compañera depuradora, la cual mató a más de 200 truchas. La citada máquina está parada (suponemos que por ser mes de vacaciones), sin pozo de tormentas ni cosa que se le parezca.

Este tipo de mortandades se dan especialmente en verano, aunque todo el año existe la misma contaminación. En este caso los peces se defienden porque se escapan río arriba, pero los ciudadanos que caminan al borde de los márgenes del río, lo miran pero no lo ven, cosa que denota el abandono que se tiene de nuestras aguas continentales y de nuestros ríos, lo cual también les ocurre a los regidores y políticos que gestionan nuestras aguas continentales en toda Galicia, responsables estos de las agresiones y atropellos que se hacen en los ríos.

Fotografía de truchas muertas, flotando en el río, a causa del vertido de una depuradoraAnte esta situación catastrófica el pueblo también esta dormido, y lo que es peor a nuestro juicio, adoctrinado. Y la historia sigue: un vertido de queroseno en la ría de O Burgo produce los mismos efectos que los vertidos de las depuradoras con las truchas.

Con el desastre del Ulla pensábamos que por un tiempo podríamos dormir tranquilos ante los atentados que se hacen a la pesca. Conviene recordar que estas depuradoras son obsoletas, tercermundistas, que por desgracia proliferan por toda Galicia: excesivamente próximas a los ríos, de tal suerte que es imposible hacer pozos de decantación para que cuando se produce una tormenta tengamos la oportunidad de alejarla del río, y al mismo tiempo de las truchas que están viviendo muy cerca de la depuradora.

Nos da mucho miedo que al amanecer cualquier persona que quiera informarse de lo ocurre lo primero que vea son estas tristes noticias. Ello demuestra que las crisis de este país no sólo son económicas ni de paro de los obreros, sino que es un sistema multidimensional: todo está en crisis. Nos preguntamos: ¿cuántos años hace que no tenemos políticos en Galicia?

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

3 Responses to El río Madalena en Villalba se muere

  1. Antonio says:

    Hola Benjamín; lamentablemente en nuestros países del tercer mundo; vivo en México, es muy común ver esta clase de depuradoras que acaban con nuestros ríos; no aprendemos de la experiencia en otros paises; para quienes nos gusta y vivimos de la Pesca Deportiva es un golpe ya que con ríos muertos la actividad tambien está condenada a la desaparición; esperemos que se tome conciencia y felicidades por tu blog y tu iniciativa.

  2. benjamin_cela says:

    Hola Antonio. Gracias por tu comentario.

    Tengo la esperanza de que SI se tome conciencia. Para ello es necesario una lucha sin cuartel contra los que, por causas de intereses privados u otro tipo, abandonan este precioso patrimonio que despierta intereses de todo tipo, menos la conciencia que deberían tener. Esa no les despierta, permanece dormida. Somos nosotros, el pueblo, conscientes del daño que se está haciendo a la naturaleza, a nuestros hijos y nietos, a la salud de las truchas y los peces en el mar, que lleva implícita también nuestra salud. Así está el mundo, lleno de enfermos físicos y mentales, lo cual por añadidura engendra violencia en todos los sentidos.

    Fíjate que cuando éramos del tamaño de una ardilla, por nuestra pequeñez, NO destrozábamos nuestra tierra, y ella, que nos hizo más fuertes y más guapos, nos dió poder para destruirla. Por tanto, ahora, la pelota está en nuestro tejado y es grande, demasiado… corremos el riesgo que nos caiga en la cabeza en forma de terremoto y nos aniquile a todos.

    La soberbia y la brutalidad del hombre, como ves, no tiene límites. Hagamos votos pues porque este mejore, pues de lo contrario, este precioso barco en el que navegamos un día nos arrojará por la borda con las consecuencias que todos sabemos.

    Un abrazo desde España.

  3. Antonio says:

    Así es Benjamín; no hemos estado a la altura de la enorme responsabilidad que implica tener poder controlar algunos aspectos de la naturales; esperemos que no sea demasiado tarde y nos cobre la factura.

Responder a benjamin_cela Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


+ 7 = 10

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>